Acerca de mí

Mi foto
Con más de setenta títulos publicados desde su fundación en 1994, Taller Ditoria es resultado de un ejercicio singular en el ámbito de la edición, no sólo por la calidad de sus contenidos literarios y nómina de autores, sino también por sus resultados estéticos y formales: libros enteramente artesanales desde la tradición tipográfica. Libros de artista cuyos textos son formados en tipos móviles e impresos en prensa plana Chandler & Price 1899 –La Toñita–, así como cosidos y encuadernados en rústica a mano; cada título con su diseño propio, en tiraje reducido. Taller Ditoria es dirigido por su fundador, el pintor y editor Roberto Rébora. Jorge Jiménez, quien lo ha acompañado en la aventura desde el inicio, es el maestro tipógrafo y encuadernador que materializa el diseño concebido para cada obra por publicar. La impresión está a cargo de Gilberto Moctezuma, junto con La Toñita. Luz de Lourdes García Ortiz, editora, se encarga de cuidar las ediciones y de otras labores que atañen a la editorial. Taller Ditoria es un espacio de experimentación formal riguroso, animado por el intenso gusto de realizar ediciones de características propias.

viernes, 11 de enero de 2019



Historia de la tijerilla agnóstica


Un día de ésos, la tijerilla murió y llegó de casualidad frente a Dios. El viejo estaba cansado, había trabajado todo el tiempo para reparar las fallas de su creación y no tenía ganas de estar discutiendo sobre méritos y culpas. Miró a la tijerilla y dijo:

—Bueno, recortabas...

—He recortado conceptos listos para el uso en cualquier ocasión. No será la muerte la que me encuentre desprovista de ideas.

—¡Tú eres agnóstica!

—Yo me las veo con los piojos y con el destino.

Así tenía que terminar. Dios, impaciente por la arrogancia de ese insecto, decidió apurar el proceso.

—Te condeno a no saber nunca la verdad.

El viejo había trabajado todo el tiempo para reparar las fallas de su creación. ¡Ya lo hemos dicho! Estaba cansado y probablemente distraído. Sea lo que sea, al oír semejante condena la tijerilla empezó a reír, y a reír, y a reír, y muriéndose de la risa regresó a la vida, desapareciendo del ojo incrédulo de Dios.


Marco Perilli, La historia de la tijerilla agnóstica (trad. Francesca Gargallo, ilust. Roberto Rébora y José Clemente Orozco Farías, México, Taller Ditoria, 2001)